martes, 28 de enero de 2014

RNte 28 y 29 de Enero de 2014.

La semana pasada compartimos con ustedes información sobre el retorno masivo de migrantes chiapanecos a sus comunidades de origen. Le dimos cuenta de cómo nuestros connacionales vuelven con una perspectiva diferente y con el ideal de establecerse de nueva cuenta en el lugar que siempre ha sido su casa. Muchos de ellos, además desean ofrecer a sus comunidades ayuda y apoyo para la mejora de vida de sus paisanos. Sin embargo, también están los que siguen huyendo a los Estados Unidos o a otros estados del país porque simplemente no encuentran las vías de desarrollo, empleo y bienestar para mantener a sus familias. Chiapas al igual que varios estados del país como Zacatecas que ahora ocupa el segundo lugar con mayor porcentaje de migración a nivel nacional con un millón 800 mil zacatecanos en Estados Unidos, continúan migrando porque no hay de otra, porque el gobierno no ha ofertado vías de desarrollo, seguridad y bienestar a sus ciudadanos.
Pero así como continúan retornando y migrando los mexicanos de manera voluntaria y obligada, están aquellos que regresan para quedarse no sólo en arás de coadyuvar al desarrollo de sus comunidades, sino que hay quienes regresan para convertirse en los que defienden a su país. La ola de violencia que azota a México, a causa del crimen organizado, el narcotráfico y el cinismo disfrazado de acciones gubernamentales de seguridad y prevención del delito de las autoridades, han hecho que los migrantes que vuelven a sus comunidades permanezcan porque han decidido defender a su país. Es el caso particular de los grupos de autodefensa en el estado de Michoacán. En los últimos meses el surgimiento de estos grupos comunitarios de pobladores que han reunido sus fuerzas para protegerse y hacer justicia por su propia mano ante los crímenes de los grupos del narcotráfico en particular de los llamados Caballeros Templarios. Lo que ha demostrado que el pueblo está harto de vivir herido y en constante sufrimiento ante los crímenes que sufren a diario por el crimen y por las autoridades. El rostro de la impunidad ha sido encarado por mexicanos que decidieron tomar el poder en sus manos. Resulta bastante interesante que varios de los líderes de estos grupos de autodefensa sean migrantes que vivieron durante años en Estados Unidos y están de vuelta para defender a su estado, es el caso de José Manuel Mireles líder de las autodefensas de Michoacán.
Incluso existen versiones de líderes de las autodefensas como la de José Sandoval líder del grupo “Voluntarios de la Comunidad” en San José California, quien asegura que miles de michoacanos en Estados Unidos están participando para poner un alto a la violencia que se vive en su tierra natal. Cada familiar en Estados Unidos está participando con dinero para el apoyo de las autodefensas declara este líder.
La comunidad michoacana en el país vecino del norte lucha desde lejos y de cerca, para restaurar la tranquilidad que les ha sido arrebatada. Quienes migraron huyendo de la violencia en su país, ahora retornan a México para defender y proteger a sus comunidades y a su tierra del crimen y de la propia violencia recrudecida en el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada